El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rosario hoy tiene tres años y medio y es una nena feliz. Pero al año y medio contrajo ésta enfermedad que la tuvo en terapia intensiva más de 10 días.
Todo empezó con una diarrea el 8 de Diciembre del año 2004. Parecía una simple descompostura. Igualmente llamamos a Vital porque tenía fiebre. Obviamente me recomendaron una dieta para frenar ésa diarrea.
El Martes 9 ya estaba mejor. No tuvo fiebre y la diarrea había frenado.
El Miércoles 10 por la mañana, noto en su pañal sucio líneas de sangre. Yo sí había escuchado hablar de ésta enfermedad en la facultad, por eso me asusté y no sólo llamé a Vital nuevamente, sino que llamé a su pediatra de cabecera a su teléfono particular para que me diga qué hacer. Ella me recomendó que la llevara al Htal Ricardo Gutierrez, ya que si realmente se trataba del SUH, le parecía el mejor lugar para tratarla.
El médico de Vital que vino le recetó antibiótico!!! Por suerte no se lo llegué a dar. Esa misma tarde del Miércoles la llevamos al Gutierrez. La Dra que nos atendió, nos dijo que no era nada, que la hidrate de a poco con sales y que la traiga a la mañana con una muestra de materia fecal para estudiarla. Pero Rosraio para ésa altura no toleraba ni un poco de líquido.
A la mañana siguiente volvemos al Htal R. Gutierrez con la muestra de materia fecal y nos atiende la jefa de consultorios externos de mala manera y apurada. Yo le insisto de que le pongan suero a Rosario porque ya estaba muy mal, yo me daba cuenta además que no orinaba. Lo único que me dijo... "Estás muy cansada mamá, si la nena sigue así traela más tarde"
La llevamos de vuelta a las pocas horas. Esta vez, dimos con una doctora que ordenó inmediatamente la internación.
La trasladaron por medio de la obra social al Sanatorio San Cayetano, donde le pusieron suero enseguida.
Para la mañana del 12 de Diciembre, Rosario estaba en terapia intensiva, y nos avisaban que le tendrían que realizar diálisis peritoneal.
Por suerte sólo le realizaron tres diálisis y cuatro transfusiones de sangre. Para nosotros los papás fue el momento más difícil de nuestras vidas. También teníamos mucha bronca, porque podrían haberla internado antes y no hacernos ir y volver tantas veces. Tal vez porque somos jóvenes, no sé.
Hoy Rosario va al jardín, está llena de amiguitos y de amor (primera y única nieta!). Al principio seguía una dieta Hiposódica y Normoproteica. Ahora ya puede comer con sal. Sus controles son cada vez más espaciados pero uno igual sigue con miedo y trata de seguir la dieta al pie de la letra. Todavía no sabemos cómo pasó. Ella no comió en una casa de comidas rápidas, yo conocía las precauciones que había que tener en cuanto a la higiene y a la cocción de los alimentos, pero con el SUH nada de ésto es suficiente.