El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mi nombre es Romina, soy la mama de Paloma a quien le diagnosticaron SUH el domingo 3 de febrero del 2008, día en que pensé que mi hijita de solo 2 años y 6 meses moriría, porque sabia de la enfermedad pero solo escuchaba que los casos eran fatales. Los días siguientes fueron terribles, aun la miro y lloro, la tristeza se apodero de mi alma y verla a mi lado desespera mi corazón. Hizo caca con sangre, el viernes 1 de febrero, hable con su pediatra y me pidió una muestra de la caca, fuimos a la guardia del sanatorio de la Trinidad y nos dieron una dieta, al día siguiente dejo de hacer pis y el análisis de sangre dio normal, al otro día la internaron con sus valores de urea y creatinina triplicados. La entraron a quirófano el lunes a las 7 de la tarde, totalmente descompensada, ese momento de la camilla y la anestesia es muy duro. La dializaron 7 días y la transfundieron dos veces. Le dieron de alta , con dieta hipo sódica, el viernes 15 de febrero. Paloma de a poco volvió a ser mi nena chiquita, que se duerme acariciando a su papa, que nunca se niega a un beso, que baila hasta cuando no hay música y su risa engorda a los ángeles. Como dijeron los médicos es "mala suerte". Creo que DIOS estaba distraído, pero el ángel de la guarda de mi pequeña intercedió por el. Un cuerpo tan chiquito luchando semejante batalla !!! Como se contagio? nunca lo sabre! los recaudos estaban todos tomados, lo triste es dedicar tanto tiempo a la higiene de la casa y de ellos y que pase esto por negligencia de seres ignorantes que no respetan la cadena de frío o la higiene de carne o tantas otras cosas.

Quiero agradecer infinitamente a los médicos del Sanatorio de la Trinidad, A TODOS! Pediatrías, enfermeros, mucamas; a Maria José Bruera, doctora, por su contención, porque "algún dia me daria una buena noticia";a los enfermeros "Diego" "Gaby" "Diego" por el cariño, al doctor Ibarra que le coloco la cánula para la diálisis, a la doctora Bisigniano, nefróloga, por su claridad, a la doctora Carola, que le toco reemplazar a nuestra pediatra de vacaciones y a la Doctora ANA TARLOSKY a quien hace 4 años y medios la elegimos para que cuide y cure a nuestros hijos y no nos equivocamos. A mi pequeño de 3 meses que domino la mamadera y supo esperar su teta, a Guada que aprendió a pedirle a la Virgen por su hermana, a sus abuelos y tíos, a todos los que sufrieron junto a Paloma y por sobre todo, a JAVIER "papa de Paloma" que soporto todas las diálisis sosteniendo su cuerpo, que padeció en silencio su dolor y tristeza; por su amor y su grandeza, por su fuerza y sostén , por resistir y ayudarme a resistir, por amarla tanto, te agradezco eternamente.

A todos los pequeños que pasaron por el SUH, Dios les debe tener guardado un regalo maravilloso.