El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Me llamo Laura.
Un martes del año 1996 mi papa me cambio 25 veces el pañal en 1 hora. Yo tenia fiebre, estaba palida, debil. Él preocupado, llamo a mi mama que estaba de guardia para contarle todos mis sintomas. Apenas los escucho, mi mama se volvio desde el centro a casa en plena noche. Me llevaron a la guardia mas cercana y los doctores de aquel hospital dijeron que me llevaran de inmediato al Hospital Garrahan. Alli me diagnosticaron Sindrome Uremico Hemolitico.

Apenas mi mama escucho el diagnostico, me cuenta, lloro desconsolada y mi padre perplejo no tenia idea de lo que estaba pasando. Era una beba de 11 meses, y estuve internada 2 semanas. Estuve en anuria (no hacia nada de pis) durante 8 dias, y 9 en dialisis. Mi estado era critico. Un dia, 2 de noviembre de 1996, me hice pis en brazos de mi papa. Una forma especial de cumplir el primer año. Una vez salida de ese estado de insuficiencia renal aguda, los siguientes años se basaron en una dieta baja en sodio y proteinas y medicacion. Hoy tengo 18 años, tengo mi cicatriz debido a la dialisis peritoneal, debo seguir con un control de por vida pero soy feliz. Mi mama siempre me recuerda lo valiente que fui en cada procedimiento, cada pinchazo, cada visita a mi nefrologa, la Doctora Caletti, a quien le debo mi vida. Ahora estudio medicina y sueño con algun dia pertenecer al staff del Gran Garrahan. La foto es del momento que estaba enferma y la que está conmigo es mi mamá.