El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hola, soy Valeria la mamá de Florencia Belén Souto de 7 años o, mejor dicho, Flopy como a ella le gusta que la llamen. Todo comenzó el sábado 28 de marzo de 2009 con un simple dolor de panza, el domingo apareció la diarrea y a la noche Flopy hizo su primer diarrea con sangre, la llevamos con Pablo (nuestro enorme sostén y mi gran compañero) de urgencia a la guardia de la clínica Santa Isabel y le diagnosticaron una pequeña fisurita en la cola, la pediatra me insistía: “vé, mamá, acá de este lado esta la fisurita, lo que pasa es que es tan chiquita que Ud. no se si se va a dar cuenta” (yo dudaba mucho, mi instinto de mamá me decía que eso no era nada bueno).

Al otro día hable con su pediatra y como la sangre no paraba me mando urgente a otra guardia a hacerle un análisis de la materia fecal y de sangre, esos estudios salieron perfectos y nos mandaron de nuevo a casa. El martes Flopy estaba en un grito del dolor de estomago, la llevé a su pediatra de cabecera y me dio un remedio que si llegaba a ser SUH no le haría mal. En la primer toma empezaron los vómitos y al otro día con la orden de internación de su pediatra de cabecera fuimos a la guardia del Sanatorio de la trinidad Mitre para una rehidratación, ya que sus análisis estaban bien y la edad no era la frecuente para tener SUH. Ahí apareció nuestro primer ángel: la administrativa de la guardia de pediatría.

Finalmente estábamos internadas: era 1/4/09. Esa noche fue pésima por los dolores y a la mañana siguiente le volvieron a sacar sangre para un control de rutina, al principio la Dra. nos decía que estos virus eran así, que le ponían un poco de suero para hidratarla y en 1 o 2 días nos íbamos a casa, pensando que era una diarrea común y corriente. Pasado el medio día la pediatra nos dijo que los análisis de sangre habían salido mal, que le volverían a sacar sangre y que ahora con esos valores sospechaban de un posible síndrome urémico hemolítico, que ya estaban avisados en terapia y estaba al tanto la nefróloga y que nos quedáramos tranquilos, TRANQUILOS!!???!!!!????!!!!???!!!! Me estaba insinuando que la iban a pasar a terapia!!!!!!!!!!!!. Después de eso, todo sucedió muy rápido, a las 17 hs volvió con la pediatra de terapia intensiva a decirnos que se confirmaba el SUH, la pesaron, la subieron a una camilla y la llevaron a terapia, mi vida se estaba desmoronando en ese instante!!!!!!!!!!!!!! El viernes 3/4 al medio día la estaban operando poniéndole un catéter porque Flopy había dejado de hacer pis, ese mismo día comenzaron las diálisis. Con su primer diálisis apareció nuestro 2º ángel: Marcos Rivera, su enfermero, ese ser súper especial que supo contenernos (sobre todo cuando Flopy me decía que se iba a morir!!!!!!!) y cuidarla como si fuera su hija. Cada día que pasaba se ponía más bravo, apareció una pancreatitis que complicaba las cosas, pinchazos todos los días, alimentación parenteral, infiltraciones de sus venas, tenía melena, su sangre estaba mal también, y empezaron las transfusiones (8 en total). Flopy no mejoraba, tenía de urea 356 y de creatinina 8.1…. su Nefróloga y 3º ángel: la Dra. Eliana Barbagelata nos hablo muy seria, la diálisis peritoneal no estaba dando resultados y estaba todo preparado para cambiarla por la hemodiálisis, y que como venia semana santa, ya estaban todos avisados: los cirujanos, la empresa que debía venir a realizar la hemodiálisis, todos!!!!! Igualmente nos dijo, voy a probar una vez mas, y ese miércoles paso todo el día dializando hasta el jueves al medio día, después de eso se produjo el milagro, el Viernes Santo!!!!!!!!! muy levemente empezó a mejorar. En total hubo 19 días de diálisis, una vez que empezó a hacer pis (ese bendito pis…. ese sagrado y tan esperado pis!!!!!!!!) hubo que tratar el tema de los vómitos que seguían y seguían….. Una mañana, después de un vomito, a nuestro 4º ángel: el Dr. Daniel Buamscha se le ocurrió levantarla de la cama y sacarla de terapia a caminar por el pasillo, ese fue un click que todavía le estamos agradeciendo…. a partir de ahí los vómitos fueron cada vez menos y por fin llego el mejor DIA de todos…. el paso a piso!!!!!!!!!! Después de 27 días de terapia. Pasamos otra operación para sacar el catéter y después de 10 días el tan anhelado alta!!!!!!!!!! No tengo más que palabras de agradecimiento para todo el personal del Sanatorio que nos banco en todo sentido, que nos dejo estar en todo momento con Flopy, médicos, enfermeros, mucamas, personal de limpieza, de seguridad, administrativos etc. Pido disculpas si me olvido de alguien pero están todos en nuestros corazones.

Un párrafo aparte merecen nuestra familia y amigos!!!!!!!!! Gracias a todos por estar, por donar sangre, por rezar, por las cadenas de oraciones, por traernos estampitas, agua bendita etc., a todo el Colegio Limerick, a los compañeritos de 2º B por los dibujos que hacían que se le iluminara la cara cuando se los mostrábamos, en fin, a toda esta hermosa gente que acompaño de una u otra forma todo este mal momento.

Nunca supimos que fue lo que causo todo esto pero su recuperación como dice Su Nefróloga (a la que no me va a alcanzar la vida para agradecerle tanta contención y dedicación) fue un gol de media cancha!!!!! Sus análisis gracias a Dios están normales, sigue con dieta con control de proteínas pero la hiposodica por suerte ya no la tiene que cumplir. Los controles seguirán hasta la adolescencia así que nos queda un arduo camino por recorrer, pero siempre agradeciendo que Flopy, MI Flopy, esta a mi lado para hacerlo juntas.