El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Al presente mi hijo Esteban tiene 31 años de edad y yo, su papa 58.
Hacia fines de octubre de 1974 era un hermoso bebe de 6 meses completamente sano. Nunca sabremos el motivo por el cual comenzo con síntomas como diarrea con sangre, irritabilidad y algun otro malestar que no puedo precisar dado el tiempo transcurrido. De inmediato lo llevamos con la madre al Servicio de Pediatría del Sanatorio Güemes-donde habia nacido- pero los profesionales de esa institución no acertaban con el diagnóstico y nos mandaban de vuelta a casa hasta tanto estuvieran los análisis, etc....estos demoraron 5 días (fundamentales) que transcurrieron con gran incertidumbre tanto de nuestra parte como de los medicos, hasta que alguien se iluminó y decidió la derivación de urgencia al Hospital de Niños Ricardo Gutierrez. El diagnóstico fue SUH, enfermedad de origen desconocido por ese entonces, denominada "anemia uremia" entre los familiares de los pequeños pacientes, pero que gracias a las investigaciones realizadas por la Cátedra del Dr. Giannantonio se habia desarrollado un avanzado tratamiento. Durante todo noviembre mi hijo permanecio internado en nefrologia, soportando 11 diálisis peritoneales y falta total de orina durante varios días. Cada tanto habia que cambiarle la cánula por infección lo que implicaba un padecimiento más dentro de una larga lista.Había chicos de varias provincias, algunos lamentablemente no retornaron. Poco a poco Esteban fue mejorando, orinando gota a gota,cada dia más... salió de alta muy pálido y con bajo peso para sus 7 meses. En las consultas sucesivas al hospital nos fuimos enterando de las posibles secuelas de esta enfermedad, aunque no mucho. Durante su infancia no se presentaron mayores trastornos visibles haciendo Esteban vida normal pero con control periódico. Recién en la adolescencia, a raíz de un análisis de rutina para ingresar a un club, se detectó un funcionamiento renal deficiente. Concurrimos de inmediato al Servicio de Nefrología del Hospital Garrahan donde nos atendió la Dra Norma Delgado, ex-residente del Gutierrez. Así nos fuimos de a poco interiorizando que Esteban entraba en la fase denominada IRC (Insuficiencia Renal Crónica) y que por mas dieta que cumpliera y medicamentos que ingiriera a futuro eran inexorables tanto la diálisis como, finalmente, el transplante de órgano.Este panorama fue tomado con angustia y dramatismo, como que todo estuviera pendiente de un destino científico desconocido. Pese a ello no nos paralizamos y desde un primer momento se decidió que uno de los padres -padre y madre en ese orden- fuésemos los posibles donantes según el estado de cada uno al llegar la operación. Esta decisión se tomó teniendo en cuenta el tema de la histocompatibilidad y la reducción del riesgo al rechazo del órgano. Pasaron los años...a los 19 nuestro hijo fue derivado al Servicio de Nefrología de adultos del Instituto de Investigaciones Médicas "Alfredo Lanari", que depende de la Universidad de Buenos Aires. Este es un pequeño hospital que supo tener tiempos mejores, pero que se sigue defendiendo con lo que tiene y formando excelentes profesionales. Fueron 10 años más de análisis y consultas con desgastante toma de medicamentos y cumplimiento de dieta (sobre todo para un adolescente). Recién cuando los valores de la funcion renal llegaron al limite se decidió, hacia febrero del 2004, iniciar los estudios del donante (quien escribe) y del receptor para el transplante renal con donante vivo. Desde febrero hasta agosto tuvimos que realizar ambos integrantes del módulo de trasplante, numerosos estudios de todo tipo, entre los que se destacan los de histocompatibilidad. También ambos tuvimos que atravesar por respectivas cirujías de hernia con el fin de llegar a la tan ansiada operación de la mejor manera posible. Una gran noticia fue la de poder evitar el desgaste de algunas diálisis previas que estaban previstas. El 16 de setiembre del 2004 se llevó a cabo el transplante de mi riñón izquierdo al lado derecho de la panza de Esteban con total éxito. La recuperación de ambos fue notable. Pasado ya casi un año, sólo nos acordamos del episodio por la presencia de las respectivas cicatrices y por la constante toma de medicamentos inmunosupresores por parte del receptor, que desde fin del pasado año esta realizando su vida normal en lo laboral, deportivo,musical,etc., revelando los nuevos analisis mensuales una mejoria general de su salud. lo mismo ocurre en mi caso, con la salvedad que no tomo ningún medicamento aunque me cuido en la dieta. Así, paso a paso, se fueron superando 31 años de obstáculos y esperamos que a partir de ahora todo quede como el recuerdo de un mal golpe del destino, que se renueva con una etapa presente y futura de mejor calidad de vida.